domingo, 16 de septiembre de 2012

Carnaval


No estábamos invitadas a la fiesta de disfraces, pero igualmente fuimos mi hermana y yo. Y ya, durante toda la noche, no hubo sino miradas de asombro y corros alrededor nuestra. Todos querían saber dónde habíamos conseguido aquellos disfraces de muertas. Pero no le dijimos a nadie que no eran disfraces. 

7 comentarios:

  1. “Simpáticas” estas dos. Una frase final de las que me gustan.
    Pero soy “cotilla” ¿por qué dos? O ¿hay algo que se me escapa?

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Elysa: quise que fueran dos porque se intensifica la sorpresa, tanto de los que están en la fiesta como de los lectores. Con una sola muerta o más, se perdería. Y no hay nada que se te escape.
    Besos, y gracias como siempre.

    ResponderEliminar
  3. Interesante, esta complicidad de ultratumba. Supongo que sería su primera salida fantasmal. ¿Habrá más?
    Abrazos

    ResponderEliminar
  4. Susana: de momento es la primera salida, puede que haya más, en otro contexto. De estas fantasmas nunca se sabe...
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Me gusta que se muestren como son, y que los demás no vean más allá de sus "máscaras". A mí, también me gustaría saber más de ellas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Ana Mari: quizás los muertos son los otros, que no ven lo que tienen que ver, o ven sólo lo que quieren ver, como muchos de nosotros.
    Voy a echaros de menos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros ya te echamos de menos.
      Un beso.

      Eliminar